Archivo de la etiqueta: inkscape

Dibujando a Astrid en Inkscape – Parte 2

Que tal gente 😉

En este artículo continuamos la ilustración de Astrid en Inkscape (pueden ver la imagen final a la que llegaremos cliqueando aquí y pueden leer el primer artículo aquí).

En el anterior artículo vimos el entintado, ahora veremos el coloreado. En este punto, ya podríamos ocultar y bloquear la capa del boceto (o directamente eliminarla).

 Manchas de color base

Trabajaremos los colores en una capa nueva que ubicaremos sobre la del entintado (a la que bloquearemos para evitar confusiones).

Con la herramienta de “Líneas Réctas y Curvas Béizer“, vamos realizando el contorno de las manchas de color de cada elemento por separado, por ejemplo: una mancha de color para el casco, otro para la falda, otro para la piel, etc. Al igual que en el caso del entintado, evitaremos el uso del trazo en los objetos, sólo tendremos en cuenta su relleno.

Comenzamos…

Seguimos…

Como ven, no me preocupa mucho seguir el contorno exacto del entintado, sino simplemente pemanecer dentro entre él. Podremos hacerlo entonces con una sucesión de líneas rectas, aunque cuando lleguemos a parte demasiado sinuosas (por ejemplo el cabello) lo mejor es utilizar la curvatura que permite la herramienta.

Hay que recordar que un objeto creado de esta manera puede ampliarse posteriormente cliqueando en el nodo de inicio o fin del mismo, así también como modificar su aspecto ajustando, agregando o quitando nodos.

Cuando finalizemos, si ocultásemos la capa de entintado veríamos algo así:

Eligiendo los tonos

Una vez que están todas las manchas creadas, ya podemos ubicar la capa de colores base por debajo de la del entintado (se puede hacer desde el menu de Capa usando las flechitas o de la ventana del panel de Capas).

Se vería así:

Ahora que tenemos el conjunto de manchas preparado es nos tomamos un tiempo para la elección de los colores que querramos aplicar, eligiendo los tonos y colores que creamos convenientes.

Sombras.

Por sobre la capa de entintado, creamos una capa para las sombras y trabajamos de la misma manera que lo hicimos en las manchas de color base, pero aquí los objetos sólo corresponderán a las áreas de sombras.

Como ven en la imagen anterior, utilicé tres formas de manchas de sombra, una para cada tipo de objeto (por el hecho de ser tres objetos de tipo diferente, pueden bien tener tres patrones de sombras diferentes.

También pueden notar que cambié la opacidad de la capa para poder ver mejor que tenía “debajo”.

Una vez terminada la creación de las manchas de sombra, bajamos la capa y la ubicamos entre la de entintado y la de color base.

Lo bueno de trabajarlo en una capa separada, es que en el caso de que hayan quedado demasiado oscuras, podremos bajar el valor de opacidad de la capa para ajustarlo a nuestra conveniencia.

Para crear manchas curvas y sinuosas, un pequeño truco es crear la mancha con la herramienta de mano alzada, y luego seleccionar el objeto y pulsar repetidas veces el atajo CTRL + L que simplificará el objeto y suavizará las curvas, como se ve en la siguiente imagen:


Otra forma es setear el “Suavizado” de la herramienta de mano alzada en un valor alto, a mayor valor, los trazos realizados se generarán mas redondeados.

Luces, cámara…

Para el caso de la iluminación, hacemos exactamente lo mismo: creamos una nueva capa encima de la de tintas, creamos las manchas de color claro (no necesariamente tiene que ser blanco, sino un tono mas claro del color base) y cuando terminados lo bajamos y lo ubicamos por sobre la capa de sombras y debajo de la tintas.

Tintas coloridas.

Como habrán notado, en la imagen final las tintas están coloreadas.

Para ello nos posicionamos en esa capa -la correspondiente al entintado- (la desbloqueamos si es necesario) y manteniendo pulsada la tecla SHIFT seleccionamos las tintas que conllevarían un mismo color, en la imagen siguiente, por ejemplo, seleccioné las correspondientes al cabello:

Una vez terminado, simplemente le cambiamos el color del relleno.

Como nota, puede resultar práctico agrupar los objetos que pertenecen a un mismo grupo, del tal forma en que si en algún momento queremos probar otro tipo de coloreado, no tendremos que re-seleccionar todo sino unicamente el conjunto de líneas que nos interesa.

Sin embargo, en esta imagen realicé un paso más y repetí el procedimiento pero seleccionando aquellas tintas que debieran ser mas oscuras, a las que les di un tono mas oscuro. Luciendo así el aspecto terminado, en donde pueden ver que las líneas de la falda y el mango del hacha son mas claras o mas oscuras dependiendo de dónde provenga la hipotética fuente de luz:

En suma, llegamos a obtener lo siguiente, siguiendo estos procedimientos:

¡Yay!

Hasta aquí llegamos hoy, en la tercer y última parte, veremos cómo darle una mayor uniformidad al coloreado general y el agregado de detalles a la imagen, ¡nos vemos! 😉

Dibujando a Astrid en Inkscape – Parte 1

¿Cómo va? 😉

Con el motivo de una actividad, en donde se planteó a los “Vikingos” como temática a ilustrar, he decidido realizar este dibujo de una “vikinga” de cierta popularidad, al menos para los que conocemos las antiguas tiras cómicas de Olaf (u Olafo o Hagar).

Hagar The Horrible (a.k.a. Olaf el Vikingo) es una tira cómica creada por Dik Browne en 1973 y se ha basado para los personajes en miembros de su familia y amigos.

Astrid (Honi en su versión original) es la adolescente hija del vikingo atorrante de Olaf, y me pareció simpático hacer una ilustración de ella en lugar del padre, principalmente porque no es lo primero que a una se le viene en mente al pensar en los legendarios bárbaros del norte.

hagar_the_horrible_honi

Primer plano de Honi, o Astrid en España y Latinoamérica.

A la ilustración “final” la pueden ver cliqueando aquí, y los pasos realizados es lo que se describe en este artículo.

Bocetando ando.

Sabemos del personaje que es una adolescente “típica” y que no está tan embebida en los saqueos y conflictos de su progenitor,  por ello la idea será mostrarla alegre, rebelde y soñadora. De los bocetos realizados me agradaron el concepto y las proporciones del siguiente:

Como se ve no es detallado. porque (para este dibujo en particular) lo redibujaré a medida que lo entinte. Lo que me interesa aquí son las proporciones.

Sobre el “dónde” ilustrarlo, he decidido usar el programa de dibujo vectorial Inkscape (similar a Corel, por ejemplo) que es libre y gratuito, además de estar disponible para Windows, Mac y Linux (visita el sitio web de Inkscape para saber más)

Inkscape

. ¿Las razones? Hace tiempo no dibujo allí enteramente (lo suelo usar para detalles parciales cuando hago algo en Gimp, MyPaint o Krita), lo que lo convierte en un pequeño desafío.

Seteando la página

Ingresamos a Inkscape, y lo primero que hacemos es setear la pagina en tamaño “A0” (sucesivos errores me enseñaron que es mejor trabajar con tamaños amplios y luego achicarlos que lo inverso, aunque con programas vectoriales eso no sería tan relevante, sobre todo si no se usan imágenes de mapa de bits embebidas) y ajustar un valor gris claro de fondo en lugar del blanco por defecto (ayuda a tener una mejor idea de los colores y a poder diferenciar las zonas blancas reales (voluntarias) de la zona no dibujada (fondo).

Creamos una capa para el boceto (lo ampliamos hasta que cubra la página) y otra para las referencias (imágenes auxiliares para el diseño o coloreado), ya que a pesar de que no voy a seguir el estilo original de dibujo, tenerlas cerca ayuda.

Todo listo, y cada cosa en su capa (excepto “tintas” que esta vacia) . Las referencias también, sólo por la comodidad de no tener que alternar de programa para verlas.

Las líneas

Existen varias maneras de realizar el “entintado” en Inkscape: con la herramienta “Pinceles” (sería lo obvio) o con un trazo con efectos, por ejemplo, pero luego de probar decidí tratar este entintado mezclando la herramienta de “Trazo Caligráfico” con objetos creados con curvas Béizer.

Los coloreados en verde fueron los estilos de objetos lo que principalmente utilicé para esta imagen.

Las ventajas de estos dos modos es que en el caso de querer ajustar la línea, al ser cada trazo un objeto compuesto por múltiples nodos, permite editarlo sin problemas (como si fuese una mancha de color). Por ejemplo, muestro una comparación de los nodos que tienen los dos últimos ejemplos anteriores:

Como se  ve, el de la derecha está conformado por múltiples nodos que lo rodean, lo que permite editarlo en todo su perímetro a gusto. Sin embargo el de la izquierda sólo es una línea (inicialmente con dos nodos mas uno del efecto) y las posibilidades de retoque son menores.

Una aclaración, aunque estas “líneas de entintado” digitales sean objetos, sólo usaré el relleno de las mismas de forma visible, ignorando a la línea del borde (“trazo”), para explicarme mejor, vean el siguiente gráfico:

Entonces, para esta ilustración, uso sólo el estilo de la derecha, sin trazo. Esto evita la complejidad innecesaria de estar controlando la anchura y color de los trazos, además de que permitirá una mejor precisión cuando se nos junten varias de estas “líneas”. Repito que esto es una norma que aplico sólo a esta ilustración, no desestima que para otros trabajos sean perfectamente útiles.

Cómo hacer líneas curvas que imiten entintado

En el caso de que no tengan una tableta de dibujo, o quizás el trazo es muy extenso y la plumilla no hace el trazo que queremos lograr, o quizás el trazo tiene una forma poco común, ahora veremos cómo lograr, con la herramienta “Dibujar Curvas Béizer y Líneas Rectas” (¿podrían haberle puesto un nombre mas corto, no?) una líneas con el estilo de entintado con forma de medialuna o de “C” anchas en el centro y finas en sus puntas (previamente habremos seteado la herramienta de tal manera de que no tenga trazo pero si relleno).

Claro que podremos copiarlas y modificarlas (agregandole y quitando nodos y ajustando las formas con los tiradores) posteriormente.

Entintado del dibujo

Con lo anterior en mente, entonces procedemos a realizar el entintado, cuidando de dar un efecto agradable de curvas y rectas, como realizado por una plumilla.

Para que el boceto no “moleste” podemos bajar la opacidad de la capa en donde se ubica, y podemos usar algún otro color en las tintas para resaltarlo más.

Mas avanzado, en donde se puede notar que decidí ajustar algunas cosas del boceto, como la posición del brazo, o la cadera ligeramente mas inclinada y no tan de frente, y juntamente a ello, hacer la falda mas derecha y no tan “acampanada”, uniendo visualmente las líneas de ambas piernas en una, luciendo algo mas agradable.

Resultado final del entintado (ocultando la capa del boceto y coloreando a negro las objetos:

Bueno, este es el fin de la primera parte, en la siguiente ya comenzamos a darle color a la cosa 😉

Saludos!